Asistencia, Docencia e Investigación en Acompañamiento Terapéutico

El Acto del acompañante es Terapéutico. Participa en la construcción de escenas que hacen habitable la vida cotidiana. Habla, escucha, orienta…contiene: la presencia del acompañante terapéutico se inscribe allí como un acto de lenguaje.  Interviene como relevo, como auxilio, complementa una asistencia en el tiempo y el espacio donde un acto terapéutico se hace necesario, por fuera del consultorio o el esquema institucional.
El Acto Terapéutico que sostenemos se articula en una dimensión ética, abordando desde su singularidad aquellos padecimientos psíquicos severos donde se ven afectados tanto el paciente como su familia. 

Junto al Acompañamiento Terapéutico, nuestra propuesta -cuando es pertinente- va más allá de este recurso y contempla una Red Interdisciplinaria de asistencia en Salud Mental, con dispositivos que buscan dar respuesta a la complejidad de las demandas que la época nos plantea.